domingo, 25 de enero de 2009

El ejercicio de la autoridad paterna

Cuando hay que retar o incluso castigar a alguno de los chicos, la que asume esa responsabilidad es Irma. Pero en algún momento de la perorata, flaquea, se pierde, se repite, teme no estar mostrando la suficiente autoridad; entonces busca con la mirada al padre de sus hijos y exclama: "¡Decí algo vos, Orlando!"

Es muy raro que Orlando se hago cargo. Él prefiere dictaminar qué castigo se aplica y desentenderse de comunicarlo o fundamentarlo. Y si Irma le insiste mucho para que hable, hasta puede pasar que se le escape un "lo único que pido es que no me rompan las pelotas", no se sabe si para el hijo que hay que reprender o para Irma.

"Claro, yo siempre quedo como la mala de la película", se queja ella.

(Este post es el retorno de nuestro amigo Daro a este blog).

3 comentarios:

Acidez Sarcástica dijo...

Otra frase de Orlando sería "¿y que querés que haga?". El hecho de decir algo Orlando lo interpreta como hacer algo.

Mayer dijo...

Me mori! me mori!!JAAAAAAJAAAAAA ESA ES UNA ESCENA EN MI CASAAAA!! JAJAJAJ PEREZ Y JOSE SON INCREIBLES!!! que sensibilidad!! Les dejo un beso!!

perez dijo...

Se agradece. Otro para usted.