miércoles, 17 de febrero de 2010

Barajar y dar lo mismo

Cuando juegan a los naipes, Irma y Orlando lo hacen con la baraja española.

A Orlando no le gustan los juegos con cartas francesas. En realidad, nunca quiso aprender ninguno. Asocia esa baraja con el inframundo de los casinos y el vicio descontrolado.

Por su parte, Irma se marea con los palos y los nombres de las figuras. Además, aunque no lo dice para no discriminar, piensa que es la baraja con la que juegan los judíos. Un día vio a su hija menor jugando canasta con una amiga y no pudo evitar preguntarle a la nena después: "pero cómo, ¿son israelitas?".

6 comentarios:

jose dijo...

Eso no implica que Orly no le dedique unos minutos de su zapping al póker televisado.

Malhumoretti y Neptuno dijo...

ajajaj no sabía esa relación naipes-judaismo.

Marcelo dijo...

Me mata que Irma no pueda entender la diferencia entre israelitas y judíos, no es tan difícil irmi!

Morkelik dijo...

israelitas jajajajaja, es buenisimo que les diga asi!

La mujer de Vitruvio dijo...

ay, me encanto lo de israelitas. En una oportunidad, conversando con un Orlando santiagueño, me dijo, Huy, mira, ahi vienen los estadunidenses (asi lo dijo estadunidenses), y venian caminando dos menonitas, que tienen una colonia en Pampa de los Guanacos, en el norte de santiago del estero.

Bea dijo...

Son israelitas? Jajajaja, muy bueno.