miércoles, 10 de febrero de 2010

Para Irma todo es personal

Irma vive como una traición algunas cirugías estéticas de los famosos. Por ejemplo, la nariz nueva de Mónica Ayos. "A esta altura, que ya hizo carrera, ¿para qué?", se pregunta. Tampoco le gusta el botox de Florencia Peña: "Una chica joven, ¿qué necesidad tiene?".

Por el contrario, le parece muy bien cuando alguna vedette se saca unos centímetros de busto. Si bien no pretende que no tengan siliconas, le parece que con menos "queda más natural".

9 comentarios:

Nuri dijo...

Oh, no, soy re-Irma...

la secretaria dijo...

basta irma de copiarte de todo lo que digo!

Buscapiés dijo...

Es sabia, es sabia Irma.

lalauy dijo...

Totalmente de acuerdo.

Ana Sol dijo...

No sé qué diario leerían Irma y Orlando, pero estoy segura de que si, en una de esas, ayer se cruzaron con un Clarín, Irma se entretuvo leyendo los clasificados románticos del día de San Valentín. Juraría que le latió más fuerte el corazón cuando vio que había dos mensajes que empezaban con su nombre, que creyó que quizás este año sí, que Orly había querido sorprenderla, y que un pedacito de alma se le cayó al suelo cuando confirmó que ninguno estaba firmado por él.

Anónimo dijo...

¿Irma utiliza la palabra bonita o la palabra rica? Cuando dice que Florencia Peña no tenía necesidad de operarse ¿después dice que es una "rica chica" o que es bonita?
Me parece mucho más Irma la primera opción.
f.

Larissa dijo...

El domingo en plaza Irlanda mientras tomabamos mate se sentaron al lado nuestro, en las mesitas de concreto... Irma y Orlando! Ella de pollera y zapatillas, delgada y pulcra, el con bermudas y chomba (todo modelo 60), apoyo una bolsita de la que fue sacando: mazo de cartas, porotos y unos cosos circulares y de cuero que apoyaban sobre las cartas como para que no se volaran, creo. No sabemos a que jugaban, pero entre jugada y jugada ella le indicaba cuando y donde se le posaba un mosquito y el lo espantaba pero solo para complacerla a ella pues no parecia sentir picazon alguna; y a pesar de ello se veía como disfrutaban el juego y la tarde. Ella si sentia un mosquito no lo espantaba violentamente, simplemente se acomodaba el pelo con elegancia.

La Peor de Todas dijo...

Ana Sol y Larissa, sabios ejemplos! jajajajaja

Bea dijo...

Siiiiii, grande Irma! Tiene razón.