martes, 9 de marzo de 2010

Una foto para el asador

Cuando la situación lo amerita (la preparación de un cochinito o un lechón, un cumpleaños redondo, una visita especial), Irma y Orlando le sacan una foto a la parrilla mientras él prepara el asado. Luego, al mirarla, recordarán qué rico que estaba y cuánto se comió.

10 comentarios:

YO, EL POLAKO dijo...

Y, por supuesto, comentarán: "cuánto sobró!"

Ustedes son geniales. Saludos!

Anónimo dijo...

Hablando de fotos...... cuando Irma y Orlando van a a buscar a alguien al aeropuerto (por ejemplo a su hijo y su novia que vuelven de vacaciones), llevan la cámara y hacen ronda de fotos en el hall de Ezeiza. Los recién llegado -sucios y cansados- con Irma, después con Orly y, por ahí, le piden a alguien que les saque a los cuatro.

pd. cualquier parecido con el regreso de mis vacaciones, es absolutamente a propósito.

Marcelo dijo...

Por más carnivoro que seas, siempre es bastante desagradable la foto de la carne cruda.

Aparte de a Orlando, a los extranjeros también les encanta fotografiar la carne cuando ven nuestros asados.

Anónimo dijo...

¿Puede ser que Irma diga « mejor que sobre y no que falte”?

Amanda dijo...

ay me encanto la actitud timidona del anonimo de arriba
claramente irma dice eso!

Sil dijo...

Me desperté, salí al patio, había sol y mucho viento, me alegré y pensé "qué lindo día para lavar la ropa". Mi Irma interior. Al lechón le sacan con flash y sale el fogonazo blanco brillando en la superficie grasosa.

Goico dijo...

Yo también le saco foto a todo lo que como! Sobre todo cuando detrás de cada comida hay una historia.
http://losbajonesdegoico.blogspot.com/

Felicitaciones por el blog y los personajes!
Abrazo!

Bea dijo...

Chicos, son increíbles!
Cada vez me gusta más su blog.-

El Varón de Bairesburgh dijo...

Buenos momentos!
Invitada a pasar!

Anónimo dijo...

Esperamos el próximo, ansiosamente.