sábado, 3 de abril de 2010

Dilemas de Orlando

Irma, Orlando y los chicos van a pasar el fin de semana largo afuera, a unas cabañas, por ejemplo en Luján. No pasan ni dos horas antes de que el varón le pide a Orlando el auto para ir al pueblo. Orlando lo pesca al vuelo, pero se hace el boludo: "¿Para qué querés ir al pueblo?" El pibe confiesa que quiere un cyber. "¿No podés pasar un día sin meterte en internet?", dice Irma, entre el reto y la preocupación. "Acá no hay internet", dictamina Orlando, cerrando la cuestión.

Orlando se queda pensando que de todos modos debería repasar con él las clases de manejo que le dio en las últimas vacaciones. Pero le da miedo que le afane el auto en un descuido. Y como no puede admitirlo ni para él, se limita a esconder la llave y en ese fin de semana largo no hay clases de manejo para ninguno de los tres, por más que la menor se lo pida.

4 comentarios:

la secretaria dijo...

ajajaja
esa manía de los chicos de meterse en internet

Anónimo dijo...

jajajaja me recuerda a mi viejo que orlando que era!!!!despues de grande cuan karma siguiendome mi marido fue igual con su auto ,hasta que logre comprar el mio,que orlando que son todos che!!!

Marcelo dijo...

Bastante guacho Orlando eh! Orli, un poco de empatía o te vas a quedar sólo como una planta!

Bea dijo...

Muy autoritario Orlando.