jueves, 24 de julio de 2008

Un bestia

Orlando no tiene gran motricidad fina. No puede deshacer nudos, por ejemplo, ni es muy prolijo con las terminaciones cuando arregla algo de la casa.

Para colmo, tiene fuerza.

Cuando comete alguna torpeza, como destrozar el paquete que envuelve una pastafrola, Irma lo reprende: "¡Orlando, sos un bestia!"

3 comentarios:

Cata dijo...

¿Orlando hace la trenza de chinchulines para el asado?

jose dijo...

No sé ni lo que es la trenza de chinchulines, pero espero nunca peinarme de esa forma.

Otra buena pregunta es cómo prende el fuego.

La Oveja dijo...

bruto como pisotón de oso, diria mi madre...