martes, 29 de diciembre de 2009

Orlando al volante

Orlando recuerda que cuando era joven le gustaba la velocidad. Eso es cierto. Lo que no aclara, porque le da vergüenza, es que no podía ir muy rápido porque sus autos, durante décadas, fueron auténticas batatas. Andaban bien. Te llevaban y te traían, pero no levantaban gran velocidad. De grande, como ya contamos, tuvo un cero kilómetro, pero para entonces ya no quería demasiada joda al volante. Orlando se siente responsable por su familia y por eso respeta casi todas las señales. En la ruta se pone aún más riguroso. A veces se permite no poner el guiño para cambiar de carril, por ejemplo, pero lo hace cuando no viene nadie. O al menos eso dice él.

Cuando él está al volante, o sea, siempre porque Irma no sabe manejar y él no permite que sus hijos lo lleven, los que viajan atrás deben estar quietos. Dice que lo distraen cuando se mueven y que eso le molesta para manejar. Con sus hijos se enoja especialmente cuando le clavan la rodilla en el respaldo o cuando se ponen demasiado perfume y le dejan el auto con un aroma que no le gusta.

8 comentarios:

Malhumoretti y Neptuno dijo...

se puede fumar cuando orli maneja?

Bea dijo...

Malhumoretti: JAMÁS!

Buscapiés dijo...

Es disciplina, como la colimba.

MateConDuraznos dijo...

¿Y tiene el desodorante con forma de pinito colgando por algún lado?

Marcelo dijo...

Orlando seguro que odia subir a un medio de transporte y no manejar él sea taxi, auto, colectivo o cualquier cosa.

Anónimo dijo...

"aroma" dice Orlando o lo inventaron ustedes?

Catalina Fairstein dijo...

¿Cuando Orlando va solo se permite esos "deslices" automovilísticos?

Anónimo dijo...

pero irma s sabe manejar aunq prefiere q orlando la lleve.. eso dice un post anterior